El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, les dijo a sus ciudadanos que habían «resistido el golpe» de la invasión rusa y los instó a continuar luchando.

En un apasionado discurso pronunciado desde Kiev el sábado por la noche, Zelensky le dijo al país que había llegado el momento de pasar a la ofensiva.

«Tienen que salir y expulsar este mal de nuestras ciudades», dijo.

El llamado vino acompañado de una súplica al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para que provea a Ucrania de más aviones de combate.

Se cree que funcionarios estadounidenses están en conversaciones con líderes políticos en Polonia sobre la posibilidad de que Varsovia proporcione a Ucrania una serie de aviones de combate MiG.

Polonia ha estado eliminando gradualmente el uso de aviones de combate de la era soviética, y se cree que los funcionarios están sopesando la posibilidad de entregárselos a Ucrania, ya que los pilotos no están capacitados para volar aviones de fabricación occidental.

Duras críticas a la OTAN
En otra acalorada alocución el viernes por la noche, Zelenksy criticó duramente a los líderes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) por negarse a implementar una zona de exclusión aérea en todo el país.

Zelensky dijo que la renuencia de Occidente a intervenir le había dado a Rusia «luz verde» para continuar bombardeando ciudades y aldeas.

La OTAN ha argumentado que la declaración de una zona de exclusión aérea daría lugar a una confrontación con Moscú.

Y Putin dijo que cualquier medida de este tipo sería vista «como una participación en un conflicto armado por parte de ese país».

Pero el líder de Ucrania dijo que no estaba de acuerdo con que la acción directa pudiese «provocar la agresión directa de Rusia contra la OTAN».

Este argumento, aseguró Zelensky, refleja la «autohipnosis de aquellos que son débiles e inseguros por dentro», y las reservas de Occidente indican que «no todos consideran que la lucha por la libertad es el objetivo número uno de Europa».

«Todas las personas que mueran a partir de este día también morirán por su culpa. Por su debilidad, por su falta de unidad», agregó con enojo.

Con anterioridad, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, había advertido que la implantación de una zona de exclusión aérea podría conducir a una «guerra en toda regla en Europa que involucre a muchos más países y cause mucho más sufrimiento humano».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.