La creciente tensión por el conflicto entre Rusia y Ucrania amenaza al sector energético con una posible alza el precio de los hidrocarburos para los mercados internacionales.

 

A pesar de ello, el presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), negó que la situación llegue a afectar en dicha materia a México, pues, aseveró, “el país cuenta con otras formas de generar energía eléctrica” en caso que llegara incrementar los costos del recurso.

 

“Tenemos las hidroeléctricas; tenemos el combustóleo, en caso extremo, y tenemos el carbón, también en caso extremo. Pero no nos quedaríamos sin energía eléctrica, aun aumentando el precio del gas”, comentó en su conferencia matutina.

 

“No tenemos problema porque tenemos contratos para recibir gas. En caso que llegara a aumentar el precio, tenemos otras energías. (…) No hay nada que temer en cuanto a que nos falte energía eléctrica en caso de un agravamiento del conflicto entre Rusia y Estados Unidos, u otros países por la situación en Ucrania”.

 

Asimismo, aprovechó para refrendar la postura de “no intervención” que México expresó ante el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). En ese tenor, declaró que México “no acepta que un país invada a otro” y exhortó a las naciones potencia a “actuar de manera responsable”.

 

“No queremos invasiones. No aceptamos que un país invada a otro. No hay ninguna razón, es contrario al derecho internacional de las naciones».

 

«Lo que no queremos es que hayan conflictos. Nosotros somos partidarios de la paz y del diálogo de los acuerdos. Sobre todo, que actúen de manera responsables las potencias. Y que se abandone para siempre la costumbre del intervencionismo y las invasiones”, sentenció.

 

Esto, en seguimiento al pronunciamiento del canciller mexicano, Marcelo Ebrard, del 21 de febrero, en el cual llamó a la solución pacífica del conflicto, así como a la integridad de Ucrania y de las resoluciones de la ONU.

 

Así lo reiteró Alicia Buenrostro, embajadora permanente alterna de México ante la ONU, durante la Sesión Urgente del Consejo de Seguridad convocada el pasado 22 de febrero para discutir el conflicto entre ambas naciones.

 

Durante su participación, la diplomática urgió a poner un alto a las acciones en Ucrania que pudieran agravar la crisis – la cual orilló a la SRE a resguardar a 32 familias mexicanas (198 connacionales, aproximadamente) al sur del país.

 

De manera precisa, consideró que se identifican, por lo menos, tres principios fundamentales en la Carta de la ONU que se están violentando de manera flagrante: el primero, la proscripción de la amenaza o uso de la fuerza en relaciones internacionales; el segundo, el respeto a la integridad territorial e independencia política de los Estados; y por último, la no intervención en los asuntos internos de los Estados.

 

También consideró inaceptable que en los últimos días se haya reportado desde la misión de monitoreo de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, un aumento considerable en los bombardeos, las explosiones y otras violaciones al cese al fuego.

 

En este sentido, exhortaron a todas las partes involucradas, “poner fin inmediatamente a estas acciones”; y agregaron una petición a Rusia, a quienes pidieron atender su promesa de no invadir Ucrania.

 

“En esta misma sala, hace algunos días, Rusia hizo una declaración contundente, en el sentido de que no invadiría Ucrania. Esperamos se mantenga l cabal cumplimiento de la misma”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.