Luego del asesinato de la periodista Lourdes Maldonado, las autoridades presentaron a tres presuntos responsables del crimen, quienes ya fueron vinculados a proceso, y permanecerán en prisión hasta aclarar su situación legal.

 

Sin embargo, detalles de los medios locales han sugerido que podrían tratarse de sicarios a sueldo de un poderoso cártel, quienes fueron contratados por un autor intelectual que sigue prófugo de la justicia.

 

La periodista Rosario Mosso Castro, del medio Zeta Tijuana, dio a conocer en su más reciente reportaje que los hombres arrestados fueron vinculados por las autoridades como miembros del Cártel Arellano Félix.

 

Indicó, además, que las personas contratadas para realizar el asesinato hicieron una oferta de 5 mil dólares a cambio de “hacer un trabajo”.

 

Añadió que, de acuerdo con los imputados, no conocían al objetivo, ni tenían idea de que se trataba de un asesinato. Su trabajo, dijeron, fue presentarse en la zona para recoger un arma, misma que fue entregada a su jefe.

 

Señaló, por último, que los tres sospechosos fueron identificados como miembros de un grupo que se dedica a la venta de droga al menudeo, y que están al servicio del Cártel de los Arellano Félix (CAF).

 

Supuestamente responderían a un operador que maneja tienditas de droga por Tijuana y Rosarito, ubicado por las autoridades en la Colonia Libertad.

 

A la cabeza de la célula criminal, indicó Mosso Castro, estarían José Roque García, Pablo Edwin Huerta Nuño y José Manuel López Núñez, mejor conocido en el mundo criminal como Don Balas.

 

El asesinato de la periodista Lourdes Maldonado se registró la noche del 23 de enero de 2022 en las afueras de su domicilio en el Fraccionamiento Las Villas, en la Zona de Santa Fe, Tijuana, Baja California.

 

Dictaron prisión preventiva a los presuntos asesinos de Lourdes Maldonado

 

La Fiscalía General del Estado de Baja California (FGE) informó que los tres imputados por el asesinato de la periodista Lourdes Maldonado López, fueron vinculados a proceso por su probable participación en el delito.

 

Fue la jueza de Control quien aclaró a Erick “N”, Guillermo “N” y Kevin “N” los hechos por los cuales se les abrió una investigación, constitutivos del delito de homicidio calificado, mismo por el que se les señalaba como coautores.

 

Sin embargo, durante el desarrollo de la audiencia, los imputados, en uso de su derecho y previa asesoría de su defensa, decidieron guardar silencio y no contestar a los señalamientos del Ministerio Público.

 

Por lo anterior, el MP solicitó que se les vinculara a proceso, y expuso los más de treinta antecedentes de investigación y argumentos con los cuales se sustenta la imputación, de acuerdo con el comunicado.

 

Se trata de diversas videograbaciones que aportaron vecinos de la zona donde sucedieron los hechos, así como declaraciones de testigos presenciales, y señalamientos directos como participes del hecho, registros del dispositivo GPS con el que contaba el “Taxi Libre” el cual es coincidente con las líneas telefónicas de los hoy imputados, así como concordancia de huellas lofoscópicas encontradas en el interior del taxi.

 

Además, la jueza de control informó los plazos para resolver la situación jurídica de los presentados, pues autorizó un plazo de seis meses a las dos partes para completar las investigaciones. Además, se les impuso a los imputados la medida cautelar de prisión preventiva, sin argumento por la defensa pública.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.