Cecilia Sánchez, senadora de la República de Campeche y ex candidata a la dirigencia del Sindicato Petrolero, impugnó y demandó la nulidad de la elección del 31 de enero. De acuerdo con Sánchez, el ganador de la contienda para secretario general, Ricardo Aldana, no cumple con los requisitos para participar.

 

Cabe destacar que el pasado 9 de febrero la senadora interpuso una denuncia ante el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) dónde señaló que existen irregularidades en el proceso de elección de la vacante de secretario general de los petroleros.

 

Así mismo se dio a conocer que la senadora presentó presuntas pruebas que constaban de un expediente con fotografías, videos, imágenes de recibos de nómina, entre otros documentos.

 

De acuerdo con el documento, Luis Ricardo Aldana Prieto está impedido para ser secretario general, porque desde el 26 de junio de 2017 es empleado de confianza Nivel-Jefe Especialista Técnico Rec, de los cuales presentó copias de recibos de nómina y otros documentos como pruebas.

 

Por ello en el documento se exige que las autoridades reconozcan que el proceso electoral carece de validez, en virtud de que “el procedimiento emanó de una irregular designación de la Comisión Nacional Electoral” además de que, de acuerdo al estatuto y a la LFT, un trabajador de confianza tiene prohibido desempeñar puestos como funcionario sindical.

 

Cabe señalar que la legisladora también listó otra serie de irregularidades respecto a la publicación de la convocatoria. Así como presuntos hechos de coacción e intimidación para votar por el entonces tesorero del Sindicato, Ricardo Aldana, dichos hechos también habrían sido denunciados por algunos miembros del sindicato petrolero.

 

Asimismo señaló el uso de las instalaciones sindicales para reuniones orientando y comprando el voto, además de que según la ex candidata, el día de la elección se obligó a los trabajadores a concentrarse en sus centros de trabajo para que sus superiores verificaran su voto.

 

Aunado a ello, existen acusaciones, señaló, en las se usaron chips para suplantar a trabajadores. Ante esto, impugnó el Sirvolab por presuntas irregularidades y se solicitó que un fiscal informático de la FGR o de la Policía Cibernética de la Ciudad de México auditara el sistema, sin que la STPS atendiera la demanda.

 

Cabe señalar que ya desde el 12 de febrero de este año, la senadora había anunciado a través de sus redes sociales que buscaría impugnar los resultados.

 

“Como lo señalé muchas veces hubo un silencio y complacencia de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, con el grupo de Romero Deschamps para imponer a Ricardo Aldana en el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM). ¡Le mintieron a los petroleros! Voy a impugnar los resultados, ni una mentira más a los trabajadores.”

 

Asimismo el primero de febrero, la senadora aseguró que las elecciones habían sido “amañadas” y acuso al gobierno federal, y a la Secretaria de Trabajo, de haber respaldado a Ricardo Aldana:

 

“Sabemos que todas estas votaciones que se hicieron a través de Sirvolab fueron un fraude. Nos engañó la Secretaría del Trabajo, y avalado por el Gobierno federal”, dijo, y reiteró: “Estas elecciones fueron amañadas”.

 

Reiteró que “mucha gente” comentaba que habían sido coaccionados, obligados a ir a ciertos lugares para poder emitir su voto. “Otros compañeros también nos han dicho que compraron los chips para hacer de cuenta que votaron los compañeros que no se pudieron registrar” refirió en conferencia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.