Desde su oficina en Palacio Nacional, el presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), se unió a la conmemoración por el 125 aniversario del natalicio del poeta mexicano, Carlos Pellicer Cámara.

 

Debido a que aún se mantiene en cuarentena tras contagiarse de COVID-19, el mandatario compartió una carta que redactó en honor al escritor a través de un video publicado en Youtube.

 

Entre sus líneas, el mandatario reconoció las hazañas – tanto literarias, como sociales – del también político a quien, además, recordó como un “hombre talentoso, humilde y estoico”; alguien a quien acompañó en una parte de su trayectoria política y de la cual aprendería a velar “por los pobres” primero.

 

“Era un hombre grande en toda la extensión de la palabra. Se trataba de un escritor consagrado (…) Lo recuerdo con su camisa de manta, huaraches, sombrero y lentes negros”.

 

Pero fue hasta 1973, durante su etapa de universitario, cuando Andrés Manuel tuvo más reuniones con Pellicer: buenas pláticas, exquisitas comidas y encuentros enriquecedores protagonizaron aquellos momentos con el poeta.

 

Uno de éstos fue el momento en que Pellicer “llamó la atención” de AMLO- aún como estudiante de universidad – tras cuestionar al ingeniero, y después gobernador de Tabasco, Leandro Rovirosa Wade.

 

“Por mi imprudencia juvenil y radicalismo cuestioné duro al ingeniero Rovirosa, sin embargo el ingeniero me tuvo paciencia, fue comprensivo y tolerante. (…) A la salida de la oficina, en un tono serio y simulando enojo, el maestro Pellicer me expresó: ‘Usted Don Andrés, no lo vuelvo a traer a estos acuerdos’”, leyó entre risas.

 

Sin embargo, destacó que la relación no siempre fue color de rosa, pues el nombramiento de Pellicer por la senaduría de Tabasco provocó una ligera fricción entre ambos personajes: “Según yo, el maestro Pellicer había dado su brazo a torcer”.

 

A pesar de ello, AMLO acompañó a Pellicer en su campaña política, de 1976, de la cual se dio cuenta que “su deseo de servir a los pobres era evidente y real”.

 

Este querer, relató, lo expresó aún en sus últimos momentos de vida, cuando se hallaba “postrado en cama”, así como en una entrevista otorgada día antes de su deceso donde también compartió su anhelo porque “México alcance la justicia”.

 

“Creo que mi maestro se sentiría orgulloso de saber que su tierra y en su agua y en todo el país seguimos trabajando con la misma convicción de siempre. La de no hacerle mal a nadie y de atender preferentemente a los pobres y los olvidados de México”.

 

El discurso del presidente formó parte de la celebración realizada en Bellas Artes por el aniversario 125 del natalicio de Pellicer, en la cual asistió Adán Augusto López, secretario de Gobernación, en representación del mandatario; la doctora Beatriz Gutiérres Müller, esposa de Andrés Manuel; Margarita González Saravia, directora de la Lotería Nacional, entre otros y otras funcionarias.

 

De igual modo, acudió Carlos Pellicer López, consejero de la Coordinación de la Memoria Histórica y Cultural de México y sobrino del escritor: en su participación, reveló que donaría la colección de pinturas que heredó de su tío, así como otro conjunto de un amigo “medular” de la familia.

 

“Hoy entrego ambas colecciones para su custodia y difusión en las manos del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura. Ahora vendrá el tiempo para admirar y situar en neustra historia de arte esta obra excepcional”.

 

Asimismo, se expuso un boleto conmemorativo de la Lotería Nacional y se canceló un timbre postal homenaje en memoria del poeta y escritor.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.