SAN FERNANDO, TAM.- Debido a la negligencia de sus propietarios, en todos los sectores de la ciudad, incluyendo la zona centro de San Fernando, se aprecian amplios matorrales que al no ser eliminados de los terrenos donde se encuentran, generan un problema de salud pública, aparte de generar una pésima imagen.

 

En los matorrales anidan víboras, arácnidos y otros animales silvestres que en un momento dado representan un riesgo para la integridad de las personas, mientras que por otra parte, constituyen el hábitat de mosquitos transmisores del dengue, chinkunguña y el zika, enfermedades que diezman la salud de la población.

 

Mientras que por su parte,  la Secretaría de Salud realiza tímidas acciones de fumigación, que generalmente no son suficientes para exterminar a la fauna nociva que asola en todos los sectores de la cabecera municipal y áreas rurales.

 

La  maleza se ha convertido en algo típico en San Fernando, que revela la inconsciencia de propietarios de miles de terrenos que se encuentran deshabitados y que no son sujetos a mantenimiento de manera periódica, porque no quieren gastar en la limpieza.

 

Se trata de una incultura nociva para la población en general, luego que los terrenos enmontados también son utilizados como basureros por personas inconscientes  que tiran desechos contaminantes y que en algunos casos, terminan por convertirse en refugio de alimañas de todos tipos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *