Marcelo Luis Ebrard Casaubón, titular de la Secretaria de Relaciones Exteriores (SRE), expresó en la inauguración de la 33 reunión de embajadores y cónsules, que la mayor prioridad del gobierno de México es reducir la violencia, además explicó que hay una acción deliberada para producir armas para un mercado creciente; el del crimen organizado.

 

El funcionario anunció que México llevará a todos los ámbitos multilaterales la demanda ya presentada en Estados Unidos contra las empresas fabricantes de armas, sobre todo las ligeras, cuyo uso explica el aumento de homicidios y feminicidios en América Latina.

 

Al presentar ante los diplomáticos mexicanos las prioridades del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) para este año, dijo que la más alta es reducir los índices de violencia y por eso “nos exige la acción de la SRE para reducir el tráfico de armas” con la ya citada inédita demanda que tiene como propósito impactar directamente en las actividades del crimen organizado.

 

“Para el 2021 la gran tarea de la cancillería fue conseguir las vacunas, pruebas, medicamentos, tratamientos, cubrebocas, y es por eso que se puso a prueba la capacidad de todos nosotros. Otra encomienda que tenemos para este 2022 es seguir vigilando el avance de la pandemia. En segundo lugar, participar en la recuperación económica de México”, expresó el titular de la SRE.

 

“El gobierno de México tiene autoridad moral y prestigio político, por eso obtiene resultados en el exterior”, resaltó que, a pesar de todo lo que se pronosticaba, “no fuimos aldeanos, no nos confrontamos con Estados Unidos y tenemos una presencia internacional significativa”, añadió.

 

Ebrard reiteró que hasta el momento son 100 los países que se han adherido a la propuesta que presentó el mandatario en Naciones Unidas, de aportar fondos a un plan mundial de fraternidad. Dicho plan se constituiría a través de un fondo de un billón de dólares para apoyar a 750 millones de personas en pobreza.

 

“Hubieran visto ustedes la aprobación en el Consejo de Seguridad y entre los países del mundo lo que propuso el presidente de que necesitamos un basamento ético de la convivencia internacional”, expuso el canciller, quien agregó que está muy orgulloso del presidente, del país y del servicio exterior.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *