CIUDAD VICTORIA, TAM.- Desde este sábado, la Sociedad Estatal de padres de familia y maestros de  Tamaulipas  iniciarán una cruzada  con el fin de recabar firmas y empujar al Congreso Local una «iniciativa popular» para  que los niños de escuelas básicas tengan un seguro de cobertura amplia con el fin de protegerlos contra el COVID-19, sus variantes y otros accidentes.

 

“Vamos a hacer jornadas, en vía pública, en el mercado, las plazas, con la ayuda de los medios, darle promoción invitar a la población a que acuda a firmar para poder obligar al congreso a que analicen esta iniciativa” explicó Miguel Ángel Tovar Tapia, representante del gremio.

 

La intención es que Tamaulipas éste preparado para cuando el alumnado regrese a las clases presenciales.

 

El líder del grupo explicó este viernes  que la Sociedad, Secretaria de Salud y Secretaría de Educación firmaron un convenio al inicio del mandato del gobernador Francisco Garcia Cabeza de Vaca, en la cual se otorga un “Seguro Escolar Integral” pero  ahora debe modificarse ante las adversidades que la pandemia del COVID-19 exige, además de que se corren otros riesgos en el interior de las escuelas.

 

“Si la Secretaría de Educación y de Salud no hace un esfuerzo lo haremos nosotros (maestros y padres de familia), nosotros tenemos  toda la responsabilidad en nuestras  espaldas y los reclamos de padres de familia será hacia el maestro y directivos en caso de que se registre un enfermo de COVID-19 o sus variantes”.

 

La preocupación sobre el seguro escolar radica en que solo es un convenio y el objetivo de la asociación es que se vuelva ley además de que se amplíe pues en el documento actual no toca el tema para costear aparatos ortopédicos, atenciones psicológicas y rehabilitaciones.

 

“Solo los que tuvieron un familiar con COVID-19 saben de los grandes problemas que enfrenta en gastos y recuperación”.

 

Dijo que la iniciativa va con la finalidad única y exclusivamente para que los padres de familia  se sientan tranquilos, seguros para el futuro retorno a clases presenciales y que van a contar con un seguro escolar integral que garantice los gastos de posibles contagios que se den al interior de las escuelas.

 

Estimó que una gran parte de los estudiantes son de pocos ingresos y para los padres  sería difícil  enfrentar  gastos si alguno de sus hijos padeciera la enfermedad.

 

Recordó que en el año pasado la asociación acudió ante el Pleno del Congreso para entregar la iniciativa pero hasta la fecha no tuvieron respuesta por lo que decidieron hacer una “popular” recabando firmas.

 

Para que el documento pueda llegar a “iniciativa popular” necesitan 3 mil 500 firmas que representa el 0.13 por ciento del padrón electoral.

 

Una vez recabadas se presentarán en el pleno legislativo para que se discuta en comisiones y finalmente sea votada en el pleno.

 

En caso de volverse ley más de 850 mil estudiantes se verían beneficiados.

 

Acepto que la premura es que debe realizarse lo más pronto posible antes de que los niños regresen a clases.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *