SAN FERNANDO, TAM.- En ascenso se encuentran los casos de embarazos en adolescentes, como parte de un fenómeno propiciado por diversas causales, donde sobresalen los problemas familiares y la falta de comunicación entre padres e hijos.

 

Personal del Hospital General señaló al respecto que es elevada la cantidad de jóvenes mujeres que acuden a revisión con los ginecólogos del lugar, mientras que por otro lado, algunas ingresan por el área de urgencias ya que están a punto de dar a luz, lo que corrobora que cada día, las mujeres son madres a edades tempranas.

 

Con relación a este fenómeno señalan que se observan jóvenes de entre 14 y 17 años de edad, que acuden en su mayoría, acompañadas de sus madres, a la revisión de rutina para establecer que su embarazo marche bien, de las cuales tres de cada diez no cuentan con pareja, y en su mayoría, el resto va por su segundo parto.

 

Dicha problemática viene afectando cada día más a los jóvenes de la localidad, ya que al iniciar una vida sexual a temprana edad, y no cuidarse con métodos anticonceptivos provocan embarazos no deseados, que vienen a cambiar la forma de vida de ellos y sus padres, al no contar con la madurez para hacerse responsables de un menor, que finalmente pasan al cuidado de los abuelos.

 

No obstante las conferencias impartidas a jóvenes sobre este tipo de problemas, de la importancia que tiene el tener sexo seguro, las estadísticas crecen en forma poco favorable, con todas las complicaciones que genera la inexperiencia y falta de responsabilidad para atender a los bebés.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *