La bancada de Movimiento Ciudadano (MC) en la Cámara de Diputados impulsa una iniciativa para incrementar el salario mínimo de todas y todos los trabajadores en México, esto con la finalidad de revalorizar el empleo y disminuir la brecha entre la línea de bienestar y ese tabulador para garantizar los derechos a la alimentación, educación y salud, entre otros.

 

De acuerdo con los diputados del partido naranja, de los 57.1 millones de mexicanos que tienen un trabajo remunerado sólo 2% recibe más de cinco salarios mínimos y el 31% apenas gana un salario mínimo. Asimismo, consideran relevante destacar que la clase trabajadora mexicana ha incrementado su productividad.

 

No obstante, aunque las y los trabajadores demuestren que han mejorado en diferentes sectores, los patrones no han incrementado los salarios de sus empleados. “Al menos en 38 industrias se han hecho más productivos; no obstante, no se refleja en sus ingresos”, indicaron.

 

Por ello, el diputado Jorge Álvarez Máynez, coordinador de MC en San Lázaro, planteó reformar y adicionar diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo (LFT), Ley General de Desarrollo Social (LGDS) y Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR).

 

En la LFT propuso modificar los artículos 85, 90, 94, 335, 345, 557, numeral VIII, y 573, numeral I; y se añaden una fracción V al artículo 322, y un numeral III al artículo 570, para que el salario mínimo se fije en consistencia con la productividad laboral media del país.

 

Dicho incremento debe de ser por una cantidad que alcance la línea de bienestar familiar que fije el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

 

Respecto a la LGDS plantea añadir un segundo párrafo al Artículo 80, para que “el Coneval proponga la revisión de los salarios mínimos en cualquier momento a la Comisión de los Salarios Mínimos, de manera que alcancen la línea de bienestar familiar que fije”.

 

Finalmente, en la LISR sugiere adicionar un Capítulo XIII de los estímulos al pago de salarios. Además de adicionar un artículo 216, con el propósito de otorgar un estímulo fiscal a los contribuyentes, personas físicas o morales, de acuerdo con el monto excedente de los salarios efectivamente pagados a sus trabajadores: hasta 25%, tendrá una tasa aplicable de 3%; hasta 50%, 5% y, hasta 75%, 7 por ciento.

 

También, se otorgaría un estímulo fiscal adicional a los contribuyentes, sobre el ISR, de acuerdo con el salario efectivamente pagado a aquellos trabajadores que reciban un salario mayor a la línea de bienestar familiar que fije el Coneval. La iniciativa se remitió a las comisiones del Trabajo y Previsión Social y de Hacienda y Crédito Público para su análisis.

 

De acuerdo con el Informe Mensual sobre el Comportamiento de la Economía-Julio 2021, elaborado por la Dirección Técnica de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami), el 13.3% de las personas trabajadoras remuneradas y asalariadas que laboran jornada completa, ganan hasta un salario mínimo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *