Jefe del ejecutivo federal analiza ya no vender petróleo crudo al extranjero.

 

TAMPICO, TAM.– El presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, reconoció que la dependencia energética en México es un asunto de seguridad nacional porque en caso de que los proveedores internacionales corten el abasto de combustibles a la nación, solo habría autonomía para 10 días.

 

El jefe del ejecutivo federal recorrió la refinería “Francisco I. Madero” en Tamaulipas como parte de una gira de supervisión a los centros de refinación en el país.

 

“Como ustedes saben estamos llevando un cambio profundo en el manejo de la política petrolera. El objetivo principal es ya no vender petróleo crudo al extranjero para comprar las gasolinas, y otros combustibles, sino procesar en nuestro país toda la materia prima, todo el petróleo crudo transformarlo, refinarlo para que dejemos de comprar la gasolina en el extranjero y logremos la autosuficiencia porque eso es más seguro, es un asunto de seguridad nacional”, dijo López Obrador a su arribo al aeropuerto de Tampico en la zona sur de Tamaulipas.

 

Acompañado por el secretario de hacienda y de la titular de energía del Gobierno de la República, el presidente se reunió en los patios de la refinería “Francisco I. Madero” con un grupo de trabajadores sindicalizados, a quienes explicó el proyecto de transformación energética nacional y pidió se imaginaran el caos si cualquier nación extranjera decidiera no vendernos gasolina.

 

“Tenemos nada más reservas para 10 días. Sería un caos, nosotros queremos ser autosuficientes en alimentos, producir en México lo que consumimos de alimentos y también producir en México nuestros energéticos, no depender de ninguna nación extranjera, de ninguna potencia extranjera, pero además, procesar aquí la materia prima significa trabajo para los mexicanos y también ahorros”, expresó López Obrador rodeado de decenas de obreros agremiados a la Sección Uno del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM).

 

Andrés Manuel López Obrador llegó alrededor de las 10:45 horas de este viernes al aeropuerto internacional de Tampico “Francisco Javier Mina” en el vuelo comercial 2414 de Aeroméxico, descendió de la aeronave y desde el interior de la central aérea abordó las unidades motrices para ser trasladado hasta la refinería de Petróleos Mexicanos (Pemex), situada en Ciudad Madero; de allí luego de poco más de 60 minutos sin acceso a los medios de comunicación el jefe del ejecutivo federal volvió por tierra en un trayecto de 11 kilómetros para volar hacia la Ciudad de México en el vuelo programado a las 14:10 horas de la misma aerolínea para continuar este sábado su gira por las refinerías de México.

 

“Necesitamos rehabilitar las seis refinerías y se está invirtiendo desde que llegamos con ese propósito y lo vamos a seguir haciendo para que con las seis refinerías rehabilitadas más la refinería nueva de “Dos Bocas”, y la refinería de “Deer” que se va a adquirir ahora en diciembre ya vamos a tener producción de gasolinas y de combustibles suficientes, ése es el cambio que se está llevando a cabo, ya no extraer petróleo para venderlo sino procesar la materia prima en nuestro país”, dijo López Obrador.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *