REYNOSA, TAM.- La ex alcaldesa de Reynosa, Maki Esther Ortiz Domínguez, como como doctora y sobreviviente al cáncer de mama, pidió a las mujeres estar siempre al pendiente de su salud y tocarse todos los días para evitar esta enfermedad que día a día gana más terreno en México.

 

Como parte de las actividades que se realizaron hoy por el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama, Maki Ortiz dió su testimonio a mujeres en el evento «Octubre Rosa, Prevenir es Vivir», realizado esta tarde por el DIF Municipal y Ayuntamiento de Reynosa en el Auditorio Municipal.

 

Maki dijo que lamentablemente, mueren muchas mujeres por no detectarse a tiempo esta enfermedad, y la enfermedad se puede curar cuando se atiende oportunamente.

 

Ella gracias a la detección temprana, pudo salir adelante de un agresivo cáncer de mama que la mantuvo al borde de la muerte.

 

En el evento fue también ponente el oncólogo Antonio Calzada Ramos quien dio a conocer los tipos de tumoración, los factores de riesgo, las medidas de prevención y los tratamientos que hay para combatir la enfermedad.

 

 El cáncer de mama puede ser curable y ya no es una sentencia de muerte… siempre y cuando se detecte a tiempo.

 

Señaló que el cáncer de mama ocupa el primer lugar a nivel mundial al registrarse un promedio de 1 millón, 400 mil casos anuales.

 

En México también se mantiene en primer lugar de incidencia y primer lugar en causa de muerte.

 

Entre 18 mil y 20 mil casos nuevos se registran cada año y la mayor parte de ellos ocurren en mujeres entre los 40 y los 59 años.

 

De hecho, una de cada ocho desarrollará algún tipo de neoplasia durante su vida.

 

En los varones, aunque pueden presentarse casos, es mucho menos frecuente.

 

Toda persona que tenga glándulas mamarias está en riesgo. En la población mexicana, aproximadamente el 40% de la población femenina recae en alguna predisposición.

 

Entre esos factores se cuentan:

 

-Antecedentes familiares: 5 a 10% de posibilidad de desarrollar cáncer de mama.

-Dieta hipercalórica con grasas saturadas.

-Obesidad.

-Alcoholismo.

-Enfermedades benignas de la mama.

 

El hiperestrogenismo, es decir, la producción excesiva de estrógenos, también es factor de riesgo, así como la menarca temprana (inicio de la menstruación a temprana edad), la menopausia tardía, la nuliparidad (abstinencia sexual prolongada), embarazo tardío, ausencia de lactancia y uso de suplementos hormonales.

 

En el evento que se realizó esta tarde, con la asistencia de cientos de mujeres jóvenes, de edad mediana y avanzada, participó también la licenciada Irma Celia Mellado Villalobos, quien dio su testimonio acerca de su lucha personal contra la enfermedad.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *