SAN FERNANDO, TAM.- Luego que ex empleados municipales “de confianza” que no recibieron el pago de su última quincena decidieron aportar datos sobre irregularidades cometidas por la administración municipal 2018- 2021 que terminó su periodo el 30 de septiembre anterior, el nuevo cabildo se encuentra investigando para llegar al fondo de las cosas y actuar en el marco de la ley, hasta sus últimas consecuencias.

 

Dentro de las anomalías denunciadas destacan: la jubilación y pensión de familiares de miembros del cabildo anterior que no reúnen el perfil para un beneficio de esa naturaleza y que aparentemente fueron ofrecidos por el alcalde como “bono de salida” a los anteriores síndicos y regidores, quienes sin empacho, burlándose del pueblo y violando las leyes, aprobaron ese abuso.

 

Otro caso, tiene que ver con la adjudicación de terrenos municipales, que ya al cierre de la anterior administración se repartieron entre miembros del cabildo, también como parte de una “indemnización” por los trabajos que realizaron y que ha sido tomado por la ciudadanía como un atraco.

 

Buscando conocer la opinión de miembros del cabildo de San Fernando 2021- 2024 sobre estas situaciones que ya son del dominio público, el primer regidor de extracción panista Lic. Pedro Luna Ramírez, sin entrar en más detalles, dijo que “se revisará caso a caso, cada uno de los expedientes de las personas que fueron jubiladas y pensionadas por la pasada administración municipal, con la aprobación del mismo cuerpo edilicio.

 

El representante popular dijo que ni los actuales miembros del cabildo, ni la alcaldesa Ing. Maybella Ramírez Saldívar, están dispuestos a permitir, consentir o solapar actos ilegales, inmorales o que denigren la imagen del servicio público, por lo que aseguró que “habrá una revisión meticulosa sobre las jubilaciones y simplemente, se hará lo que determine la ley”.

 

Añadió que serán cotejadas las evidencias documentales que acompañan cada uno de los expedientes, para asegurarse que efectivamente sean trabajadores municipales, tengan la antigüedad comprobada, su estado de salud y todos los requisitos que la ley establece para las jubilaciones, que en todo caso ahí no entran los empleados de confianza.

 

Señaló que la sociedad sanfernandense merece respeto, que el cabildo actual formado por hombres y mujeres que desean el progreso del municipio también merece respecto y que por este motivo se realizará un trabajo en forma, para impedir que engañen a la propia autoridad en el intento de obtener beneficios personales inmerecidos y en todo momento se pugnará porque se trate con justicia y el mayor apoyo, a los verdaderos trabajadores.

 

También destacó que serán revisados los arrendamientos, uno por uno y donde se detecten irregularidades, no descarto el ejercicio de la acción penal en contra de los responsables, luego que en el Código Penal de Tamaulipas se castiga con pena corporal, los delitos cometidos por servidores públicos, que aprovechando sus cargos logran para si mismos o sus familiares por vía política o consanguínea, beneficios extraídos de los recursos públicos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *