Integrantes de Morena y el PAN en el Senado coincidieron, en entrevistas por separado, que “es indignante, ofensiva y de vergüenza, la presencia del ex director de Pemex Emilio Lozoya Austin –procesado y confeso por delitos de cohecho, asociación delictuosa y operaciones con recursos de procedencia ilícita– en un restaurante de lujo”, mientras otros mexicanos que han delinquido se encuentran presos por no contar con recursos.

 

Por su parte, el empresario y ex funcionario federal Simón Levy aseguró en su cuenta de Twitter que las fotografías que le tomaron a Lozoya son reales y “estaba acompañado por guardaespaldas armados que estaban cuidándolo”.

 

Julio Menchaca, morenista y presidente de la Comisión de Justicia de la cámara alta, sostuvo en entrevista: “Es vergonzosa y de pena la imagen de Lozoya departiendo en un restaurante exclusivo de Las Lomas, porque es un personaje acusado de corrupción, que ha aceptado que formó parte de esa red de corrupción de los gobiernos neoliberales, y se da esa clase de vida”.

 

El legislador morenista subrayó que, “sin ser juez, indignan este tipo de personajes que se benefician de las prerrogativas que la ley les da. Morena está combatiendo a los corruptos y da vergüenza que esos ex funcionarios se beneficien de las consideraciones que la ley les ofrece como testigos protegidos. Los mexicanos demandan justicia en este y todos los casos de corrupción”.

 

Damián Zepeda, ex presidente nacional del PAN, ex coordinador de la bancada blanquiazul en la cámara alta y senador, aseveró: “Es una ofensa para México que un delincuente confeso esté en un restaurante de lujo y no purgando condena como la mayoría de los procesados y encontrados culpables de delito. No tiene madre”.

 

Zepeda recordó que “Ricardo Anaya, quien ha sido involucrado por Lozoya en los sobornos, ha demostrado, a través de los videos que ha difundido por redes sociales, que son mentiras las acusaciones en su contra. El dinero del ex director de Pemex seguía en sus cuentas, cuando él dijo que lo había entregado, mediante sobornos, a legisladores y políticos”.

 

El también senador morenista César Garavito, más cauto dijo: “Hay dudas sobre que la foto difundida en redes sociales y publicada en periódicos sea una imagen tomada el pasado sábado, porque en la mesa hay cigarros y hasta donde sé, está prohibido fumar en restaurantes, desde hace más de una década, pero de ser auténtica esa foto, es indignante para la sociedad que este señor, que fue parte de la corrupción, se dé esta vida. El titular de la FGR tiene que explicar esta situación”.

 

Al respecto, el dirigente del PAN, Marko Cortés Mendoza, afirmó que el video y fotos exhibidos demuestran que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador “le otorga impunidad” al ex director de Pemex. Se le beneficia “con tal de que declare con difamaciones y mentiras en contra de quienes pueden ser los principales adversarios en la contienda electoral de 2024”.

 

En entrevista durante una gira por Guanajuato, sostuvo que por ello “el gobierno de López Obrador amedrenta y usa dolosa y facciosamente a la FGR para perseguir a los opositores y eso no lo podemos aceptar”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *