CIUDAD VICTORIA, TAM.- La Secretaría de Seguridad Pública informa que, la mañana de este sábado 9 de octubre, concluyó la atención brindada en el Complejo Estatal de Seguridad Pública a los 652 migrantes asegurados en el retén militar de Oyama, municipio de Hidalgo la noche del pasado jueves, dando paso al proceso de sanitización de todas las instalaciones administrativas y operativas.

 

En un trabajo coordinado con el Sistema DIF Estatal, la Secretaría de Salud, Protección Civil y la Fiscalía General de Justicia del Estado, se dio apoyo al Instituto Nacional de Migración (INM) bajo el principio de dignidad humana, atendiendo con alimentación, hidratación y servicios médicos.

 

Desde la noche del jueves 7 y la madrugada del viernes 8 de octubre, se priorizaron los protocolos sanitarios establecidos ante la pandemia generada por el COVID 19, otorgando cubrebocas, guantes de látex y gel, además de la instalación de baños portátiles.

 

Tras la salida de los autobuses en los que el INM traslada a los migrantes para que lleguen a sus lugares de origen, con el apoyo de personal de COEPRIS, se reforzó el trabajo de limpieza y sanitización de oficinas, baños y áreas comunes, como parte de las acciones para garantizar la salud del personal administrativo y operativo de la Secretaría.

 

Un punto a destacar fue la identificación y aislamiento de los casos sospechosos de contagio de COVID-19 que fueron detectados en el contingente, a quienes se les realizó prueba del antígeno para solventar cualquier eventualidad.

 

Estas acciones forman parte del trabajo coordinada entre autoridades estatales y federales, como ha sido la instrucción del Gobernador del Estado, Francisco García Cabeza de Vaca, para garantizar la seguridad y salud de los tamaulipecos y los migrantes que son asegurados en territorio tamaulipeco.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *