CIUDAD VICTORIA, TAM.- Arcenio Ortega Lozano y Erick Daniel Márquez de la Fuente, Comisionado Político Nacional y el representante electoral del Partido del Trabajo, en el Estado de Tamaulipas, presentaron en el Tribunal Electoral del Estado de Tamaulipas (Trieltam) un juicio electoral para controvertir los actos y omisiones del diputado presidente, de la Mesa Directiva y de la Junta de Coordinación Política de la LXV Legislatura del Congreso del Estado de Tamaulipas.

 

El recurso se hizo contra las diputadas integrantes del Grupo Parlamentario del PAN, Leticia Sánchez Guillermo y Lidia Martínez López, a pesar de que fueron electas por el principio de mayoría relativa el primer domingo de junio de este año en los distritos uninominales 11 y 17 del Estado, como legisladoras de Morena y del Partido del Trabajo, que fueron registradas a esos cargos por la coalición “Juntos Haremos Historia en Tamaulipas”, durante el proceso electoral ordinario 2020-2021.

 

En el documento entregado el sábado 9 de octubre en el TRIELTAM señala que lo hecho por las legisladoras constituye un fraude a la voluntad mayoritaria del electorado de esos distritos:

 

“Implica la decisión de no representar a la ciudadanía que votó por ellas en cada caso, de abandonar el ejercicio de ese derecho político electoral, y su ilícita determinación unilateral de pasarse al GP PAN y de no integrar las agrupaciones partidistas de Morena y del PT”.

 

La denuncia también es contra “la omisión del Pleno, del diputado presidente, de la Mesa Directiva y de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado consistente en su abstención de convocar a las diputadas suplentes respectivas a protestar y asumir el cargo de diputadas en lugar de las propietarias renuentes”, por la irregular aplicación del artículo 24 numeral 7 de la Ley sobre la Organización y Funcionamiento Internos del Congreso del Estado de Tamaulipas, entre otras.

 

Alejandro Ceniceros Martínez, coordinador del PT en Tamaulipas dijo que tras esta situación irregular se solicita al TRIELTAM promueva el juicio electoral contra los actos y omisiones a los que se ha hecho referencia y en los que incurren las autoridades responsables.

 

Piden la “tramitación, sustanciación y resolución; admitir, desahogar y recabar las pruebas ofrecidas, así como valorarlas debidamente en su oportunidad, y en consecuencia revocar o modificar los actos, y ordenar subsanar las omisiones reclamadas, a efecto de que, una vez que se declaren fundados los agravios.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *