SAN FERNANDO, TAM.- La omisión de las autoridades federales ha causado lamentables pérdidas de vidas humanas, porque pese a tener conocimiento y el dictamen técnico de los accidentes que se producen por la carretera Matamoros- Victoria, 32 kilómetros al norte de la cabecera municipal de San Fernando, es fecha que hasta el momento no se han tomado cartas en el asunto.

 

Se trata del peligroso tramo en la carretera federal 101, localizado entre los kilómetros 202 y 208, a la altura del ejido “Emiliano Zapata” del municipio de San Fernando, donde por una deficiente reparación de carpeta de rodamiento hace más de 3 años, se han producido docenas de accidentes con saldos en ocasiones lamentables.

 

En ese trayecto conocido como la “carretera de la muerte”,  durante los periodos de mayores temperaturas ambientales, el asfalto se afloja y eso provoca que conductores de vehículos de fuerza motriz pierdan el control para salirse de la carretera y terminar volcados en parcelas que se localizan a los costados de esta vía de comunicación terrestre.

 

Mientras que en tiempos de lluvias, la misma superficie se torna inestable y resbalosa, “es como ir manejando sobre jabón”, ha sido la expresión de conductores que se han accidentado en ese tramo carretero del municipio de San Fernando, donde pese a las estadísticas existentes, la Secretaria de Comunicaciones y Transportes –SCT- ahora Secretaria de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes –SICT-no ha llevado a cabo la reparación para evitar más accidentes, ni ha obligado a la empresa que hizo un mal trabajo, a corregir  el desperfecto.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *