El proyecto de reparto de comisiones que propuso Morena en la Cámara de Diputados no gustó a la oposición. “La verdad es que no hay avance”, nos revelaron jefes de bancadas. La Secretaría Técnica de la Jucopo presentó una propuesta sobre el nuevo número de comisiones, la cantidad de sus integrantes, cuántas a cada partido y cuáles. Pero aún “siguen sin acuerdos”. Esta semana es definitiva, pues el jueves acude el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez, al pleno para explicar el Paquete Económico 2022, y con ello el inicio de los grupos de trabajo de comisiones.

 

Apenas lleva dos semanas como presidente de la Cámara de Diputados y el morenista Sergio Gutiérrez no quiere más escándalos. Se quejó de que al iniciar la Glosa del Informe hubo “situaciones que, al calor de la discusión, rebasaron la diplomacia parlamentaria”.

 

Por eso dirigió un regaño: “Las y los legisladores estamos obligados a dar un ejemplo de civilidad y cordura; por más legítimas que sean nuestras diferencias, en lo político y en el debate, el respeto debe prevalecer. Estamos ante los ojos de millones de mexicanos que lo último que necesitan es la división y el encono”, les espetó.

 

El PAN en el Senado manifestó su enérgico rechazo a la presencia en México de presidentes y representantes de Cuba, Venezuela y Nicaragua, pues –argumentaron– viola el artículo 89 de la Constitución sobre defensa y promoción de los derechos humanos. Curioso, en el mismo sentido se expresó el Movimiento Cristiano Conservador Latinoamericano, que asegura que la asistencia de Miguel Díaz-Canel y Nicolás Maduro “ensombrece la neutralidad de la sexta Cumbre de la Celac”.

 

En contraste, “saludaron” los mensajes de Luis Lacalle, de Uruguay, y Mario Benítez, de Paraguay, contra “el autoritarismo y violaciones a los derechos humanos de Cuba y Venezuela”.

 

Y a propósito de la queja panista por la Celac, el líder de la bancada azul en el Senado, Julen Rementería, advirtió que durante la comparecencia del canciller Marcelo Ebrard, el 28 de septiembre, para la Glosa del Informe, lo cuestionarán “duramente” por la invitación a líderes de gobiernos “autócratas y opresores” que no tienen un lugar legítimo que ocupar en la comunidad regional de las democracias latinoamericanas y caribeñas. A los senadores panistas sólo habría que hacerles una pregunta: ¿Ya se les olvidó su reunión con el líder del partido ultraderechista español Vox, Santiago Abascal?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *