SAN FERNANDO, TAM.- Pescadores de la laguna madre han sido apercibidos por autoridades estatales sobre la obligatoriedad de respetar la veda de las especies denominadas Lisa, Liseta y Lebrancha, que se encuentra en vigor por un periodo de dos meses y diez días.

 

El presidente de la cooperativa de producción pesquera “Punta de Piedra” Juan Ángel Hernández Vega señaló que las organizaciones fueron avisadas de los operativos que estarán vigentes en el periodo comprendido del 1 de septiembre al 10 de noviembre próximo, así como de las sanciones a que se harán acreedores quienes pasan por alto esta disposición.

 

La veda lleva como propósito preservar estas especies de escama que tienen su hábitat en las aguas de la laguna madre y que al igual que otros recursos pesqueros, ameritan de una explotación racional que permita mantener las condiciones adecuadas para una pesca comercial a largo plazo.

 

Como efecto de la prohibición de esta veda que se encuentra vigente desde el año 2016 a propuesta de la Federación de Cooperativas Pesqueras del Norte de Tamaulipas, se llevarán a cabo operativos de vigilancia por agua y tierra para cuidar que se cumpla con esta norma, que debido a la observancia ha permitido que las especies vedadas puedan repoblarse y mantener elevadas estadísticas de captura en aguas de la laguna madre.

 

Hernández Vega destacó la importancia de llevar a cabo una pesca racional, como fundamento para asegurar que la actividad en aguas interiores seguirá siendo fuente de sustento para miles de familias que viven de la captura, procesamiento y comercialización de las especies acuáticas que tienen su hábitat en el cuerpo de agua hipersalino más extenso de América Latina.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *