SAN FERNANDO, TAM.- El cultivo de frijol soya ha comenzado a multiplicarse debido al excelente precio que alcanza esta leguminosa, que en los primeros ensayos ha demostrado que encuentra en las condiciones climáticas de la región,  un ambiente adecuado para su desarrollo.

 

En el ciclo agrícola tardío del año pasado se sembraron en el municipio de San Fernando cerca de mil hectáreas, que presentaron rendimientos superiores a la tonelada por hectárea, con buenos ingresos para los productores.

 

Este año han aumentado las siembras de este cultivo en San Fernando, luego que el oreció por tonelada se ubica arriba de los 10 mil pesos, lo que pone el margen de utilidades muy por encima del sorgo, que se ha venido sembrando en la región durante los últimos 50 años.

 

Las plantaciones de frijol soya muestran buen desarrollo y de presentarse lluvias en las próximas semanas, la producción podría elevarse a entre 1.5 y 2 toneladas por hectárea, con el consiguiente beneficio para los agricultores, que han decidido mudar de cultivo ante las inconveniencias que presenta el grano rojo.

 

En los últimos años los productores de sorgo han encontrado problemas con plagas, sequias recurrentes, heladas, inundaciones, con la comercialización y una serie de dificultades que los están obligando a ver otras alternativas para seguir trabajando las tierras.

 

La soya es un producto vegetal de alta demanda, que tiene sus principales aplicaciones en fabricar “pienso”, destinado a alimentar a los animales de cría industrial, con el objetivo de que produzcan mucha carne, huevos y leche de forma rápida y barata – y generen beneficios, se utiliza también para la producción de bio diesel y en la industria alimentaria.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *