SAN FERNANDO, TAM.- Familias que radican en el campo pesquero La Media Luna del municipio de San Fernando se encuentran viviendo en condiciones inhumanas, ya que desde hace más de dos meses que no les han mandado de la Presidencia Municipal la pipa con agua para resolver sus necesidades más apremiantes.

 

Oscar Pérez Nolasco residente de esa comunidad pesquera localizada a 25 kilómetros de la carretera federal Matamoros-Victoria, dijo que La Media Luna es una comunidad abandonada por las instituciones, que no cuenta con servicios médicos, no hay jardín de niños, escuela primaria y ni agua para bañarse.

 

La última vez que les enviaron agua en pipa –que tienen que pagar- fue antes de las elecciones del 6 de junio, desde entonces, las familias que ahí radican están utilizando agua de las presas donde toman agua las vacas, para la higiene personal, de los utensilios domésticos y otras necesidades de los hogares.

 

La situación en que se encuentran rebasa los niveles de muy alta marginación considerados en los polígonos de programas oficiales, con una población que ha padecido los efectos del Covid 19, del dengue y otras enfermedades que tienen que tratarse con remedios caseros, a falta de atención medica en la comunidad.

 

En La Media Luna se concentran todas las necesidades que pueden padecer los seres humanos, se trata de una comunidad abandonada por las instituciones y por los políticos, que solo los visitan en tiempos de contiendas electorales y aunque recogen sus demandas, terminan por olvidarse de su existencia.

 

Ante esta situación, están pidiendo que les envíen agua de inmediato, ya que es la principal necesidad del momento, luego que se trata de un elemento indispensable para el bienestar de los hogares, para familias que atosigadas por las enfermedades necesitan con  urgencia de un líquido adecuado para atender las necesidades primarias.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *