CIUDAD VICTORIA, TAM. –La Federación ha desatendido la situación migratoria en Tamaulipas, lo que generó un andamiaje de problemas políticos, sociales y de salud en el estado a raíz del incremento «terrible» de desplazados en el noreste del país, señaló el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca.

 

En especial de salud ante el incremento de casos de Covid-19 en los tamaulipecos y en el riesgo por el desplazamiento de caravanas de migrantes por el territorio.

 

Recordó que antes de la pandemia anunció que se debía inyectar recurso a la atención de migrantes en la frontera con Estados Unidos, pero se hizo caso omiso a pesar de las peticiones que el Instituto Nacional de Migración actuara conforme a sus competencias para mitigar la crisis.

 

Explicó que es la Federación quien debe atender el flujo migratorio, ya que las autoridades municipales y estatales son ajenas, pues deben que se respeten los derechos humanos de los migrantes durante su estancia por el país, pero no han hecho nada al respecto.

 

«Ahí están los problemas. Tenemos que ser muy claros y respetuosos en señalar a quién le corresponde cada una de las tareas. Requieren apoyo, y lo hemos hecho hasta el día de hoy el Estado, por supuesto», dijo.

 

El problema se da a raíz que Tamaulipas se ha convertido en el principal puente de cruce para los migrantes que desean ingresar a Estados Unidos, quienes son trasladados por terceras personas a precios exorbitantes, sin que haya respuesta por parte de los tres órdenes de gobierno.

 

El gobierno de Estados Unidos informó que, entre octubre del 2020 y junio del 2021, un millón 255 mil 824 migrantes ingresaron a Texas por Tamaulipas, lo que se refleja en una derrama económica de 150 mil 698 millones 880 pesos en pagos para cruzar de forma ilegal a ese país.

 

«Dije que nos iba a traer problema de seguridad porque los migrantes son sujetos de expulsión y los grupos criminales se pueden fortalecer con ellos. Violación a derechos humanos por lo mismo por la manera en que los transportan. Y dije que podría ser un tema de seguridad nacional, por el tema de salud pública», dijo ya que antes del Covid-19 hubo caída de cólera y sarampión.

 

Por último, dijo que la Federación requiere el apoyo del Estado para coadyuvar, sin embargo, se han negado a que se les brinde apoyo, tal como sucedió en el inicio de la aplicación de la vacuna contra la Covid-19.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.