Es la campeona de tenis de mesa de Siria en todas las categorías de edad y tiene apenas 12 años.

 

Hend Zaza ganó el torneo clasificatorio de su región —Asia Occidental— el año pasado para clasificar a los Juegos Olímpicos.

 

Cuando jugó en ese torneo regional tenía 11 años y venció en la final a Mariana Sahakian, de Líbano, que era casi cuatro años mayor.

 

Zaza ha ganado títulos nacionales sirios en todas las cuatro categorías para las que es elegible, incluyendo el título de mayores.

 

Es la atleta más joven que participa en Tokyo 2020, y la menor en la historia de ese certamen internacional desde 1968.

 

Su hazaña es más destacable si se tiene en cuenta que ha vivido casi toda su vida en medio de una guerra civil.

 

Zaza nació en Hama, un pueblo a unos 50 km de la ciudad de Homs, devastada durante un sitio de tres años.

 

Sólo ha podido participar en dos o tres partidos internacionales al año desde que empezó su carrera, según dijo su entrenador, citado por el diario británico The Independent.

 

De acuerdo a expertos que la han visto jugar, la joven tenista de mesa se destaca por su entusiasmo, dedicación, resiliencia y determinación para jugar y ganar.

 

Empezó a jugar a los 6 años inspirada por su hermano mayor, que fue campeón nacional.

 

«Estaba viendo sus videos y le dije que quería ser como él», le comentó al Servicio Árabe de la BBC.

 

«Él me animó mucho y me dijo que si trabajaba duro podría llegar muy lejos».

 

Tan lejos como Tokio, gracias a su dedicación.

 

No importa el resultado que obtenga, Hend Zaza ya se habrá apuntado una victoria para cuando este sábado se mida en la competencia de tenis de mesa.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *