SAN FERNANDO, TAM.- Los precios de los materiales para construcción se encuentran en constante movimiento, lo que ha inhibido la realización de obras particulares, mientras que las inversiones de carácter público, se encuentran prácticamente detenidas.

 

La situación económica que vive la región, con la desaceleración económica provocada por la pandemia del Covid 19, aunada a tres cosechas consecutivas de sorgo con bajos rendimientos y el despido de personal de las empresas petroleras, han limitado la construcción de obras en el municipio.

 

Al momento el bulto de cemento gris se cotiza sobre los 200.00 pesos, siendo este uno de los materiales que mayormente se utilizan en la industria de la construcción, en tanto que la varilla, alambrón y otros confeccionados a base de metales, también mantienen un deslizamiento constante en los precios al público.

 

Debido a esta situación hay pocas obras en proceso, lo que también afecta los obreros del ramo, entre los que se encuentran albañiles, carpinteros, plomeros, electricistas, yeseros, pegadores de azulejos, piperos y otros, que ante la falta de trabajo en sus respectivos oficios, están enfrentando una grave crisis.

 

Se espera que en octubre próximo con el inicio de una nueva administración municipal, las obras se reactiven por parte del Ayuntamiento y que de esta manera, obreros de San Fernando puedan también afrontar los gastos más elementales de sus familias, al aplicarse debidamente los recursos públicos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.